jueves, 8 de diciembre de 2011

Bolivia en desacuerdo con que países pobres paguen cuentas de industrializados


El vicepresidente Alvaro García Linera expuso en Durban la posición de Bolivia (ABI)
Durban, SUDAFRICA l Bolivia expresó el miércoles su pleno desacuerdo con que economías menores sacrifiquen su "bienestar" en pro de las potencias industriales que, "enceguecidas" por la "acumulación grotesca" del capital conducen a la humanidad a "un desastre ambiental", dijo su vicepresidente Alvaro García Linera en Durban, Sudáfrica.

    "Las economías de menor desarrollo que aún conservamos nuestros bosques, que aún preservamos nuestras fuentes de agua dulce y tenemos menores emisiones de gas de efecto invernadero no vamos a salvar a los países más desarrollados, ni vamos a hipotecar nuestro propio bienestar para que ellos continúen con su enceguecido ataque a las bases naturales de la existencia planetaria", afirmó durante su intervención en la XVII Cumbre de Naciones Unidas (ONU) sobre el Cambio Climático (COP17) en Durban.

    García Linera fue el único mandatario que expuso la visión de su país en la sesión donde participan México, Alemania, Dinamarca, Australia, Austria y Portugal.

    La mayoría de los ponentes que intervienen en el Foro de la Convención de la ONU para el Cambio Climático (Undccc), son ministros de Medio Ambiente.

    El vice boliviano pidió a las potencias industriales observar el segundo período del "tibio" Protocolo de Kioto, la mayor convención mundial contra el calentamiento global y la emisión de los venenos esparcidos en la atmósfera por la industria, suscripta en 1997.

    "No es ético ni es útil que mientras los países protejan sus bosques, cuiden sus fuentes de agua y reduzcan de manera real la emisión de gases de efecto invernadero otros países lucren o registren a su nombre ese  esfuerzo ajeno. Esta hipocresía mercantilizada debe terminar. Todos somos responsables del destino, pero sólo unos pocos países altamente industrializados son los que culpables de un irreversible cambio climático y deben asumir en persona propia las consecuencias de sus actos", urgió el dirigente boliviano.

     Matemático y sociólogo, García Linera denunció que el desarrollo capitalista acarrea una "catástrofe medio ambiental".

    Aunque no desconoció el apremio del tiempo y el inexorable cumplimiento de plazos, el líder boliviano urgió a las potencias industriales un recorte en el nivel de emisiones de gas y las medidas necesarias para que en 2020 la temperatura global reduzca al menos un grado.

    "Sólo un segundo período de compromisos de reducción de emisiones y la defensa de la convención marco de Naciones Unidas sobre cambio climático puede iluminar una ruta que nos salve del desastre medio ambiental", afirmó.

    En línea con la política exterior del presidente indígena de Bolivia, Evo Morales, adalid de la defensa de los derechos de la Madre Tierra, García Linera pidió asumir las normas ancestrales de los pueblos indígenas con relación a la naturaleza.

    "Tal vez podamos regresar al futuro tratando a la naturaleza como madre, como prolongación orgánica de nuestra subjetividad, tal como lo hacen los pueblos indígenas del mundo y dejemos tratarla como reservorio inerte de materias primas", sostuvo.

    Al criticar la casi inexistente adhesión al Protocolo de Kioto, el Vicepresidente de Bolivia acusó a las potencias industriales de "jugar suicidamente con la Madre Tierra".

    "Se refugian en sus bolsas de valores, en los oropeles de lujo y moral y la riqueza grotesca acumulada a costa de la infelicidad de la humanidad entera", afirmó al advertir que la mantención de esta línea política insurreccionará a los pueblos, como en el siglo XVI, cuando los siervos de gleba quemaron los lujosos castillos de los señores feudales, por hambre.

    Las ponencias de los funcionarios de alto nivel comenzaron la víspera y la plenaria abrió con el primer ministro de Etiopía, Meles Zenawi, seguido de los presidentes del Gabón, Ali Bongo Ondimba, y el de Nauru, Sprent Dabwido.

    Por ahora la Conferencia de las Partes se desarrolla con avances donde China e India que han mostrado interés en facilitar las negociaciones bajo algunas condiciones que aún se analizan.

    La tranca sigue siendo Estados Unidos, país que no ratificó el Protocolo de Kioto, compromiso legalmente vinculante que obliga a los países ricos a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

    El tema sobre la vigencia del Protocolo de Kioto (hasta el 2012) y una extensión de su segundo periodo, es el eje central de las conversaciones en Durban.

    Con la presencia del presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma; el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon; la presidenta de la Conferencia de las Partes (COP17), Maite Mashabane; la secretaria ejecutiva de la Unfccc, Christiana Figueres, y el economista y académico Nicholas Stern, se realizó el martes la conferencia el Momentum for Change (Momento para el Cambio).

    El Momento para el Cambio es un programa de la Unfccc con financiamiento de la Fundación de Bill y Melissa Gates, que se ha concebido para desarrollar de manera sustentable a regiones altamente vulnerables al cambio climático.

    Entre los países beneficiados por esta iniciativa se encuentran Brasil, Etiopía, Seychelles, Filipinas, Kenia, India, China, Uganda y Sudáfrica.


Nota : Montero Noticias

Compartir

Ningun Comentario : "Bolivia en desacuerdo con que países pobres paguen cuentas de industrializados"

Imprimir Imprimir la Noticia