martes, 27 de diciembre de 2011

iSample, la máquina expendedora capaz de analizar al comprador


Imagina que llegas a una máquina expendedora y ésta es capaz de analizar tu edad o género antes de que obtengas el producto. Deja de imaginar, se llama iSample y acaba de ser lanzado en Estados Unidos en un esfuerzo a medias entre Intel y Kraft Goods. La idea, comercializar una máquina capaz de realizar bases de compradores (edad, etnia, género) desde el propio punto de venta.
Denominada como iSample, la máquina está siendo utilizada estos días para ofrecer a los clientes un nuevo postre llamado Temptations. Al tratarse del lanzamiento inicial, ambas compañías buscan obtener uno primeros resultados óptimos. De esta forma y según afirma la propia Kraft, podrán adaptar el producto al comprador e incluso excluir a aquellos a los que no vaya dirigida (en el caso de está promoción inicial es un producto cerrado a los adultos).
Cuenta Intel que la tecnología utilizada podría adaptarse a todo tipo de máquinas para que las empresas puedan realizar el seguimiento y estudio de aquellas personas que están comprando el producto.
¿Y cómo funciona? Fácil. La máquina utiliza un sensor óptico instalado en la parte superior del dispositivo para reconocer la forma del rostro humano. Un procesador del equipo lleva a cabo una serie de cálculos basados en mediciones como pueden ser la distancia entre los ojos, la nariz o las orejas. A partir de ahí, el programa utiliza los datos obtenidos para determinar el sexo del comprador e incluso la edad comprendida entre grupos predeterminados.
Así lo cuentan desde Intel:
Realmente, el trabajo de la máquina se hace muy rápido, en apenas una fracción de segundo. Creamos un software a partir del aprendizaje de la propia máquina con un montón de imágenes de rostros humanos.
Los cálculos los realiza muy rápidamente, en la misma máquina y sin necesidad de acudir a Internet o a la nube. Luego y sobre la base del reconocimiento se busca un grupo demográfico determinado.
Para evitar polémicas relacionadas con la privacidad o incluso la posible pérdida o robo, desde Intel también aseguran que la máquina no lleva ningún tipo de cámara y por lo tanto no toma fotografías o vídeos de los compradores.
Desde Intel aseguran que la tecnología empleada en iSample forma parte de la revolución que están llevando a cabo. Marcas reconocidas como Adidas, Harley Davidson o Gillette están empleando el software de la compañía para personalizar y realizar un estudio de sus clientes.
Uno de los principales problemas que tuvo la compañía a la hora del desarrollo tuvo que ver con los perfiles y los niveles de precisión. Intel confirmó que los primeros resultados no eran del todo eficientes en asiáticos. Los ingenieros acabaron perfeccionando el rostro con una base de datos de 15.000 caras diferentes de Asia, alcanzado una tasa de precisión del 90%.
Una idea que parece con un fin muy claro. Potenciar todo tipo de campañas y estudios de marketing específicas personalizando a los propios consumidores en el mismo punto de venta.



Compartir

Ningun Comentario : "iSample, la máquina expendedora capaz de analizar al comprador"

Imprimir Imprimir la Noticia