jueves, 9 de febrero de 2012

Advierten que ley de consulta generará división y conflictos

El Defensor advierte al Gobierno sobre
la elaboración unilateral de la ley sin
considerar los acuerdos previos con
los indígenas que marcharon en 2011

El Defensor del Pueblo, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) y representantes indígenas advirtieron ayer que la imposición del proyecto de Ley de Consulta Previa por el Gobierno y el Movimiento Al Socialismo (MAS) puede traer conflictos en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) y en todo el país.
En tanto, el oficialismo en la Asamblea Legislativa acelera el tratamiento de la norma que permitirá definir si la carretera a Beni pasa o no por el TIPNIS. Ayer la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados dio el visto bueno al texto sin cambios y lo remitió al pleno para su aprobación.
En una carta enviada al presidente Evo Morales, el defensor del Pueblo, Rolando Villena, indicó que la elaboración de “manera unilateral” del proyecto de ley con los dirigentes del Consejo Indígena del Sur (CONISUR), cuyas comunidades se encuentran en la zona colonizada del parque nacional, podría “aumentar los eventuales desencuentros al interior del movimiento indígena de tierras bajas y afectar su unidad y fortaleza, además de una serie de probables conflictos a nivel nacional”.
Villena pidió al Mandatario extremar esfuerzos para garantizar la paz en el país “precautelando la unidad del movimiento indígena originario campesino”.
Finalmente, solicitó a Morales instruir a las autoridades correspondientes que cualquier decisión gubernamental respecto a la problemática del TIPNIS “sea encaminada por la vía del diálogo, en el marco del respeto de los derechos humanos de las naciones y pueblos indígenas originarios, sus instancias organizativas, conforme lo establecido en la Constitución Política del Estado (CPE), y la normativa internacional sobre derechos humanos de la que Bolivia es parte”.
La presidenta de la APDHB, Yolanda Herrera, dijo que la consulta es extemporánea y agregó que si el Gobierno y el MAS insisten en aplicarla generarán situaciones de polarización entre los pueblos indígenas con riesgo de conflicto.


¿CONFLICTOS?
En Santa Cruz, mujeres dirigentes de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) que iniciaron, la pasada semana, una vigilia también advirtieron de enfrentamientos y reiteraron que defenderán la Ley 180 del Protección del TIPNIS.
Judith Rivero, vicepresidenta de la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia (CNAMIB), dijo a la red Erbol que “el Gobierno nacional quiere que nos matemos entre indígenas”, al insistir con la aprobación del proyecto de Ley de Consulta Previa.
“(Las mujeres indígenas) estamos en emergencia, preparadas, participaremos de la novena marcha por la defensa de nuestro territorio. La ley corta que protege al Tipnis no se debe modificar, la consulta que pretende implementar el Gobierno nacional es demasiado tarde”, señaló.

Conisur alista información

El cacique mayor del Consejo Indígena del Sur (CONISUR), Gumercindo Pradel, dijo ayer que se organizarán en grupos para socializar la Ley de Consulta Previa en el TIPNIS luego de que el presidente Evo Morales promulgue la norma, posiblemente mañana.
“Tenemos que organizarnos por grupos, porque son cuatro ríos que tenemos que ir a bajar a dar información. Tenemos que llegar a las 63 comunidades porque no hay de otra, porque no queremos tener enemigos con nadie (sic)”, indicó.
El dirigente agregó que, de acuerdo al proyecto de ley, tienen 120 días para informar sobre la consulta a todas las comunidades del TIPNIS.
Otro representante del CONISUR, Paul Núñez, señaló que el proceso de consulta se realizará mediante asambleas en las diferentes comunidades.
“Se hace una asamblea, convoca el corregidor, de acuerdo al temario se le hace la información y que decidan ellos, pero los vivientes (…) La comunidad va a definir por mayoría”, explicó el dirigente.

EEUU NIEGA INJERENCIA

El encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Bolivia, John Creamer, negó ayer que exista injerencia de su país en el conflicto por el TIPNIS.
“No tenemos posición en cuanto a la carretera, es una situación que debe ser resuelta por los bolivianos”, señaló después de participar en el acto de saludo protocolar del cuerpo diplomático acreditado en Bolivia al presidente Evo Morales.
Creamer aseguró que Estados Unidos, respecto al conflicto del TIPNIS, está de acuerdo con la posición de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que indicó que una solución a ese tipo de problemas debe ser pacífica y sin violencia.
El martes pasado, el vicepresidente Álvaro García Linera, en una entrevista con el diario mexicano La Jornada, acusó a Estados Unidos de estar detrás de las protestas indígenas por el TIPNIS.

APRUEBAN SIN MODIFICACIÓN

El presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, Héctor Arce, informó que el proyecto de Ley de Consulta Previa pasó ayer por esa instancia sin modificaciones luego de no tomar en cuenta ninguna de las críticas de la oposición.
De acuerdo con un comunicado de prensa difundido por la Cámara Baja, Arce dijo que los diputados de oposición hicieron observaciones puntuales a la propuesta, sin embargo —señaló—ninguna fue “fundamentada”, por lo que la norma fue aprobada en esa instancia legislativa tal como fue remitida desde el Senado.
“Se ha hecho un examen y una elaboración muy completa del proyecto, se ha elaborado un informe jurídico bastante amplio tomando en cuenta todas las bases constitucionales y se ha recomendado la aprobación del pleno, sin modificaciones”, agregó Arce.
El oficialismo, en tanto, se esforzó ayer en explicar que la consulta previa que plantean no es referéndum y que su aplicación será “imparcial”.
El diputado del MAS Galo Bonifaz indicó que el Tribunal Electoral y organismos internacionales verificarán la “veracidad y transparencia” del procedimiento.
Finalmente, la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, dijo que el Gobierno no será “juez y parte” porque su participación en la consulta está enmarcada en la CPE.

EX MAGISTRADO RIBERA
VE INCONSTITUCIONALIDAD

En criterio del ex magistrado del Tribunal Constitucional José Antonio Ribera, la Ley de Consulta impulsada por el Gobierno para la construcción de una carretera por el corazón del TIPNIS es inconstitucional porque no se convocó previamente a la firma de un contrato de construcción del tramo Villa Tunari–San Ignacio de Moxos con una empresa brasileña que ya está ejecutando los trabajos.
Ribera opinó que el Gobierno vuelve a incurrir en un “grosero error”. El ex magistrado, ahora presidente del Colegio de Abogados de Cochabamba, señaló que la Constitución Política del Estado, el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OI) y la declaración de las Naciones Unidas para los pueblos indígenas establecen la consulta previa antes de que un Estado tome una medida que afecte a los intereses de los pueblos indígenas.
“Después que se tiene adjudicada la construcción del camino en el tramo Villa Tunari - San Ignacio de Moxos que atravesará el corazón del Tipnis, el Gobierno pretende hacer la consulta cuando al inicio negó que era constitucional y ahora dice lo contrario”, manifestó.
En su criterio, el Gobierno tendría que disolver el contrato con la empresa y dejar sin efecto todo, y a partir del consentimiento de los pueblos indígenas con la consulta previa, recién encaminar futuras determinaciones.


Nota: Correo Del Sur

Compartir

Ningun Comentario : "Advierten que ley de consulta generará división y conflictos"

Imprimir Imprimir la Noticia