martes, 14 de febrero de 2012

Cuatros minibuses del transporte público eran usados para atracar y matar en El Alto.


En las primeras horas de la mañana, en distintas zonas de la ciudad de El Alto, dos bandas delictivas se camuflaban como choferes del transporte público en cuatro minibuses. Dentro de cada motorizado fungían el papel de "pasajeros" los familiares y amigos, que se encargaban de estrangular a quienes abordaban estos vehículos para ser trasladados a sus respectivos destinos.
De acuerdo al informe policial, al momento se registraron 60 muertos por estrangulamiento en minibuses. Un número mayor al reportado por la Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen (FELCC), son las denuncias de las personas atracados por estos antisociales, que por fortuna continúan con vida, pero con diferentes lesiones.
Persecución y aprehensión
La madrugada del pasado viernes, un minibús de color plomo circulaba por la avenida Cochabamba, zona 1º de Mayo, y al percatarse el chofer de la presencia de policías en el lugar empezó a acelerar el motorizado para huir, lo que despertó sospechas en los uniformados, que persiguieron al vehículo en una patrulla.
Viéndose acorralado, el conductor del minibús frenó para que dos de sus cómplices puedan fugarse, quienes ahora son buscados. Un vez que el vehículo fue neutralizado, la policía capturó a Alberto Chauca Chauca y a su ayudante Judith Gloria Giménez, de quienes se sospecha que atracaron a una señora de pollera.
En el minibús, con placa de control 2137-GLD, "se encontraban mantas, aguayos, sombreros y otras cosas que consideramos fue producto del trabajo que realizaban por la madrugada", describió el mayor Oswaldo  Fuentes, jefe de la División de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).
"A las seis y cinco he salido de mi casa cuando un minibús tocaba la bocina y una señorita gritaba 'a la Ceja, a la Ceja'. Después de subir he visto a seis pasajeros y de repente me han ahorcado y me han sacado mi bolsa de dinero, mi manta, mi sombrero y mi aguayo. Yo les he dicho que no me maten, llévense todo lo que hay. Eso me ha pasado en San José de Yunguyo, sub alcaldía de Río Seco", relató una de las víctimas.
Otro operativo
El sábado la División de Homicidios realizó otro operativo similar y logró dar con otro minibús de color blanco con placa de control 431-KSC, cuyo propietario era el aprehendido Alberto Chauca Chauca, lo que evidenció que este sujeto realizaba sus fechorías en dos vehículos similares, pero de distintos colores.
El mismo día, la División de Propiedades de la FELCC realizó tres allanamientos a los domicilios donde vivían los miembros de otra banda delictiva que operaban también en minibuses para atracar y matar a sus víctimas.
"Uno de ellos fue en la zona Villa Jardín, avenida Bolivia intersección 1º de Mayo, en ese lugar se llegó a secuestrar un minibús color dorado marca Toyota con placa 1732–YRG, perteneciente al sindicato Arcoíris. En el otro domicilio, en la zona de Villa Adela, avenida Junín, se arrestó a tres personas: José Pardo Gonzales Villalpando, Boris Alberto Gonzales Villalpando, Charles Cristian Jemio Arce y Nelson Javier Paco Espinoza, este último propietario del vehículo. En el tercer domicilio allanado en la ciudad de Viacha, se encontró un minibús de color verde con placa 2220–TBG, del mismo propietario", informó el jefe de la División de Propiedades de la FELCC, teniente  Willy Chipana.
Al momento todos los aprendidos se encuentran en el penal de San Pedro bajo medidas preventivas y los motorizados están bajo custodia en dependencia de la FELCC de El Alto.

Compartir

Ningun Comentario : "Cuatros minibuses del transporte público eran usados para atracar y matar en El Alto."

Imprimir Imprimir la Noticia