sábado, 25 de febrero de 2012

Sólo una autoridad alteña brindó su colaboración en la víspera a las personas con capacidades diferentes.





Sólo una autoridad alteña brindó su colaboración en la víspera a las personas con capacidades diferentes.
El concejal de Unidad Nacional (UN) Antonio Vaqueda, fue la única autoridad que se solidarizó con las personas con capacidades diferentes en su paso ayer por la urbe alteña, brindándoles refrigerio y acompañando la marcha.
Dichas personas lamentaron la actitud de las demás autoridades quienes mostraron indiferencia ante la manifestación.
La autoridad edil, manifestó con cierta tristeza que pudo evidenciar la situación de dichas personas y opinó que es una justa demanda en tanto son personas que no pueden realizar labores por los problemas de salud que presentan, además criticó la actitud de las autoridades por la discriminación, puesto que los marchistas del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) fueron apoyados y recibidos con bastante calidez, sin embargo este sector fue obviado.
"Creo que es una justa demanda y las autoridades de Gobierno debían recibirlos también como se debe, pero lamentablemente nadie se ha acordado de estos compañeros, nosotros no hemos querido quedar indiferentes y hemos llevado refrigerio y en la medida de mis posibilidades, vamos a ver otra forma de apoyo", dijo Vaqueda.
Por su parte, la dirigente del sector, señaló que pese a la discriminación continuarán con las demandas y mientras tengan una respuesta por parte del Gobierno se quedarán en ambientes de la Universidad Mayor de San Andrés, para lo cual llamó a la población poder colaborarlos con alimentos y ropa específicamente.
"Nosotros pensábamos que las autoridades iban a solidarizarse con nosotros, quizá no respondiendo a un color político, sino por humanidad, no importa, más bien agradecemos a algunas personas que a nuestro paso  nos han dado alimentos, refresco y nos han regalado ropa, gracias a esas personas de gran corazón. Pedimos si pueden ayudarnos, mientras los compañeros estén en La Paz que nos puedan facilitar alimentos, ropa, colchones por favor, estaremos agradecidos con las personas que se solidaricen", dijo Mújica.
Desde noviembre de 2011 un grupo de personas con discapacidad emprendieron una marcha desde Beni rumbo a la ciudad de La Paz exigiendo al Gobierno un bono preferencial que posibilite el mejoramiento de la calidad de vida. A tres meses de la movilización, ellos se aprestan a ingresar a La Paz para demandar el cumplimiento de sus reivindicaciones.
Desde el miércoles, el Gobierno procedió a pagar un bono denominado Solidaridad de Bs 1.000 a dichas personas, pero a los que presentan cuadros grave y muy grave. El evento estuvo encabezado por el vicepresidente Álvaro García Linera, quien aseguró que la cancelación se realizaría de forma anual de hoy en adelante.
Sin embargo, la dirigente Sonia Mújica explicó que las personas que emprendieron la caravana se sintieron "molestos y discriminados" por el Gobierno al no ser informados del inicio del pago del bono gubernamental. Opinó que los primeros en recibir el pago del bono deberían haber sido los integrantes de la marcha.
Alrededor de 125 personas con discapacidad representantes de diferentes departamentos arribarán en sus sillas de ruedas a la ciudad de La Paz, en demanda del beneficio.
"Nosotros aceptamos el bono de Bs 1.000 sólo por este año y no para futuro, porque queremos Bs 4.800 no sólo para las personas con discapacidad grave o muy grave, sino para todos", dijo aunque ella cobró su bono pese a los reclamos la mañana de este miércoles.
El presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Lucio Marca, aseguró que en dicha reunión no se habría logrado ningún acuerdo respecto al monto del bono que será implementado recién en una Ley de Trato Preferente, normativa que hasta el lunes debe ser aprobada.

Fuente : El Alto

Compartir

Ningun Comentario : "Sólo una autoridad alteña brindó su colaboración en la víspera a las personas con capacidades diferentes."

Imprimir Imprimir la Noticia