jueves, 13 de junio de 2013

WhatsApp sigue siendo el rey, ¿hasta cuándo?

Desde sus inicios WhatsApp ha contado con una popularidad tremenda en casi todas las franjas de la socieadad. Siquiera las alternativas que han salido o sus problemas de seguridad han logrado derrocarla.
Motivos para pagar por WhatsAppGroupMe, WeChat, Linphone, Hangouts, Trillian, Meebo o, destacando un poco más, Line y mil alternativas más han surgido desde que WhatsApp saliera al mercado hace ya casi incontables años, 2009 para ser exactos. Pero eso no le ha impedido que la cuota de mercado de WhatsApp siga creciendo, así como sus números, en concreto, el último que tenemos es la escalofriante cifra de récord de mensajes de WhatsApp en un día: 27 mil millones de mensajes.
new daily record: 10B+ msgs sent (inbound) and 17B+ msgs received (outbound) by our users = 27 Billion msgs handled in just 24 hours!
— WhatsApp Inc. (@WhatsApp) June 12, 2013
Si esta cifra de mensajes manejados en 24 horas no impresiona a alguien, que me digan dónde trabajan, que pongo currículum, desde luego. El récord de mensajes de WhatsApp se divide en 10 mil millones de mensajes enviados y 17 mil millones de mensajes recibidos, hablando desde el punto de vista de los servidores del servicio. Si alguien se interesa por saber a qué se debe la diferencia entre el número de mensajes enviados y recibidos, la respuesta es simple: chats grupales.
Ahora bien, por impresionantes que sean los números, a mi me parecen mucho más impresionantes, por una razón: después de saber que su seguridad es mala, se sigue usando en demasía. Y lo peor, para cuestiones de negocios, donde debería estar casi que estrictamente prohibido tocar esta app. WhatsApp está bien porque todos la usamos, para quedar con amigos o felicitar a alguien, pero su uso debería estar, en mi opinión, restringido a su uso informal. Con tantísimas alternativas, me resulta impensable que un empresario pueda comunicar datos, fotos de documentos sensibles o cualquiera de estas cosas por una herramienta fácilmente hackeable.
Y esto teniendo en cuenta que la seguridad de WhatsApp ha mejorado, por lo menos ahora los mensajes no viajan en texto plano sin ningún tipo de contemplaciones, sino cifrados, aunque tampoco en una forma infalible de cifrado, desde luego. Además de esto, la suplantación de identidad es extremadamente sencilla en el servicio, pero de esto hablaremos en otro artículo.
Resumiendo, está muy extendido, tanto como para tener su propio verbo en castellano, el récord de mensajes de WhatsApp es una noticia estupenda para ellos, pero no olvidemos la seguridad que requieren ciertos campos.



Compartir

Ningun Comentario : "WhatsApp sigue siendo el rey, ¿hasta cuándo?"

Imprimir Imprimir la Noticia