lunes, 23 de septiembre de 2013

La fragmentación del POA alteño distrital deja obras inconclusas

Enlosetado. Una obra a medias debido a que el presupuesto no alcanzó para concluirla.El Plan Operativo Anual (POA) destinado a los distritos llega fragmentado y escaso a cada barrio. Las obras quedan inconclusas o se culminan hasta en cinco gestiones
Enlosetado. Una obra a medias debido a que el presupuesto no alcanzó para concluirla. Miguel Rivas.
La Razón / Miguel Rivas / El Alto
02:50 / 23 de septiembre de 2013
La fragmentación de los recursos del Plan Operativo Anual (POA) destinado a los 14 distritos de El Alto provoca que las obras programadas en las zonas queden inconclusas o se ejecuten hasta en cinco fases, debido a los escasos montos que llegan a cada barrio.
En un recorrido, La Razón verificó en el Distrito 3 un enlosetado que había avanzado hasta la mitad de una cuadra. Se trata de una mejora vial emprendida en la zona San Luis Tasa con recursos que le corresponden, como efecto de la repartición del POA distrital. La obra que está en construcción sólo cubrirá, cuando ésta haya concluido, el 70% de extensión de la cuadra, debido a que el presupuesto asignado para esta mejora, que es de 150.000 bolivianos, no alcanza para cubrir los gastos que demanda la construcción de toda la vía.
"Lo que tenemos entendido es que la calle se enlosetará hasta este sector", dijo uno de los obreros, señalando el lugar donde terminaban las losetas de la vía, que era aproximadamente el 70% de extensión de la cuadra. Hace una semana, vecinos del Distrito 3 protestaron en puertas de la Alcaldía de esta ciudad para exigir un aumento en el presupuesto que les corresponde. Ellos argumentaron que el material de construcción se ha elevado en 50%, en algunos casos, y en 75%, en otros.
El presupuesto global que destina el Gobierno Municipal de El Alto para las obras distritales es de 124 millones de bolivianos, cifra que se mantiene igual desde 2011. Esa cantidad es dividida en cada uno de los distritos de acuerdo con su densidad poblacional y el número de barrios, por lo que hay distritos como el 7 que tienen un bajo presupuesto con relación a los demás.
Abandonada. La plaza ubicada entre los planes 145 y 560 de Villa Adela se encuentra abandonada por falta de recursos económicos para ser concluida. La obra comenzó a ejecutarse en 2008 y hasta la fecha no cuenta con las jardineras, bancas, luminarias y arborización, e incluso está deteriorándose.
Según vecinos del sector, se había presupuestado cerca de 180.000 bolivianos para construir esta plaza, pero debido a una falla en la distribución del POA y el incremento en el precio del material de construcción el dinero no fue suficiente para que el trabajo llegue a su culminación.
"El problema es que se hicieron unos muros de cemento de al menos un metro y medio de alto, y formaban medias lunas para las jardineras, pero las dejaron a medias. Los vecinos botaban basura y escombros, ahora esos muros no existen", relató Gladys Yujra, vecina del plan 560.
Se evidenció que la obra sólo cuenta con un vaciado de cemento que está destruido. También se colocaron losetas hexagonales, que se llenaron de hierbas. Sólo se ve un muro de una jardinera con escombros en el medio y tres pedestales de concreto para mástiles que están inutilizados. El nombre de la plaza no está definido. El centro de este lugar es usado como baño, pese a la protesta de los vecinos.
Otro ejemplo de esta fragmentación presupuestaria se encuentra en Cosmos 78, sobre la avenida Bolivia y esquina calle 7, cerca del surtidor Loza, donde se construye desde hace cuatro años un módulo policial, que aún no ha sido concluido por falta de recursos económicos. "Son más de cuatro años. Sí hay policías, pero no está terminado y no se ha equipado", expuso Roberto Acarapi, vecino del sector. El módulo tenía un presupuesto de más de 180.000 bolivianos para varios ambientes, entre salas de reuniones, baños y una cocina.
Su estructura de tres plantas no fue terminada, su fachada es de ladrillo, el segundo piso no tiene paredes y le faltan vidrios en la planta baja. La obra está abandonada.
Obras de hasta seis etapas
Sedes
La construcción de sedes sociales o casas comunales demora hasta seis años debido a que se trata de infraestructuras que requieren de una inversión de, al menos,  Bs 250.000.
Veredas
Construir los cordones de acera de una cuadra requiere de hasta Bs 100.000, pero  la obra puede necesitar del acuerdo de hasta una veintena de barrios.
Los barrios se prestan dinero de sus pares
El problema de la fragmentación de los recursos distritales  afecta a todos los distritos. En el 8, los vecinos adoptaron una modalidad para intentar terminar las obras. Allí, según el relato de los habitantes del sector, sellan pactos entre barrios para que uno de ellos se beneficie, en una gestión, con el presupuesto de dos sectores. Esto con el compromiso de ceder el suyo, del siguiente año, para el que inicialmente lo entregó.
"Lo que se hace es un préstamo de manera interna, ya que los recursos están distribuidos; pero ese préstamo debe ser útil para alguna obra y al año siguiente la zona que ya hizo su ejecución se compromete a dar de sus fondos para la que se quedó rezagada. Ésta es la única forma de avanzar", explicó Daniel Chura, ejecutivo y representante en la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve).
Este distrito cuenta con 220 zonas, según Chura. "El total de los recursos destinados se debe dividir entre las 220 zonas, y de los 8 millones que nos corresponde, se destina poco más de 37.000 bolivianos para cada uno de los barrios y urbanizaciones". El dirigente aseguró que con ese dinero sólo se pueden construir cordones de acera en una cuadra o en media cuadra.
Asimismo, dijo que una extensión de 100 metros necesita, por lo menos, 200.000 bolivianos, por lo que proyectar una obra de esas características implicaría hacer un acuerdo con más de 20 barrios. "Estamos hablando de una cuadra, se debe considerar también el ancho de vía y el largo, no todas las calles son iguales y en nuestro distrito nos caracterizamos por tener un gran espacio en las arterias", agregó.
Chura dijo que el distrito solicitará al alcalde Édgar Patana que los recursos del Plan Operativo Anual (POA) 2014 se incrementen para avanzar en los trabajos que están rezagados.
Vecinos opinan
Luciana Quispe: 'Nunca vemos avances'
"Vivo más de 30 años en El Alto y he visto que aparecieron más vehículos, casas o edificios, pero mis nietos aún juegan donde mis hijos jugaron cuando eran niños, en una plaza sin resbalines, columpios ni arreglos significativos que permitan o den ganas de quedarse en el lugar. No tiene árboles, plantas ni basureros, es un desastre general".
Alfredo Aparicio: 'Es parte de la cultura'
"Nos hemos acostumbrado tanto a que las obras se realicen por fases que ya es parte de nuestra cultura; si no son los vecinos, es el Alcalde el que las ejecuta por fases. La pregunta cuando lanza una ejecución no es cuándo se iniciará, sino cuándo, en qué tiempo, será concluida, y si esa entrega no es simbólica".
Lorenzo Chana: 'Sólo para colocar focos'
"Los vecinos nunca están satisfechos, piensan que los dirigentes son los que se llevan el dinero, pero en realidad ésa es una posición cómoda. Nunca están satisfechos con nada, lo que se les ofrece les parece mal y nadie entiende que hay limitantes como la distribución de recursos que sólo sirven para colocar focos".

Fuente : El Alto

Compartir

Ningun Comentario : "La fragmentación del POA alteño distrital deja obras inconclusas"

Imprimir Imprimir la Noticia