miércoles, 8 de octubre de 2014

Bolivia crecerá 5,2% en 2014, la tasa más alta de la región

El Banco Mundial afirma que, en el corto plazo, Bolivia tiene mucha fortaleza para enfrentar los vientos negativos externos, pero tiene retos en el largo plazo.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta que la economía boliviana crecerá 5,2% en 2014, la mayor tasa entre los países latinoamericanos.

La economía boliviana crecerá este año en 5,2% y el  próximo año en 5,0%, según las cifras del último informe en FMI, en un entorno de menor actividad y desaceleración en la región.

Aunque el país alcanzará la mayor expansión económica regional, esa tasa será menor a la de 2013, que llegó  a 6,8% (ver cuadro del crecimiento de otras naciones). 

Según el economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Augusto de la Torre,  la situación de Bolivia en el corto plazo es expectable, porque tiene mucha capacidad para manejar los vientos negativos en el corto plazo. El desafío es el largo plazo, agregó. 

Destacó que Bolivia ha logrado  mucho ahorro en la bonanza económica. "Hay mucho ahorro  fiscal y eso se ha traducido en altas Reservas Internacionales Netas, que le dan una gran protección de liquidez, y usar ahorro de manera prudente”, dijo a Página Siete.

En su criterio, la economía boliviana, pese a no tener un sistema monetario con flexibilidad cambiaría -su flexibilidad es limitada-, sí tiene mucha capacidad contracíclica (fortaleza para soportar tendencias recesivas) por el lado fiscal.

"Bolivia es uno de los países de la región que en el corto plazo puede manejarse muy bien. El desafío para Bolivia  más grande es en el largo plazo, es el tema de cuál va a ser la relación productiva entre el Estado  y los mercados, el papel del sector privado y la inversión pública y el tipo de equilibrio que mejor le pueda beneficiar a Bolivia para tener un mayor crecimiento de largo plazo con equidad social; ése es el debate central, pero es el de toda América Latina”, subrayó Augusto de la Torre.

La región

Según el FMI, el crecimiento de la economía de América Latina será de 1,3%, la tasa más baja desde 2009 y 1,2% por debajo de las proyecciones de abril de 2014.
La variación a la baja responde a un  crecimiento más débil de lo previsto para el primer trimestre del año y una demanda interna que, según las proyecciones, será menos vigorosa de lo estimado anteriormente.
En 2015, el crecimiento repuntará  a 2,2% por las mayores exportaciones y la recuperación de la inversión.
El FMI prevé un fuerte  aumento de los precios del petróleo que tendrá un efecto negativo general en el crecimiento de la región, aunque beneficiará a un pequeño número de exportadores netos de hidrocarburos como Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela.
Sin embargo, el encarecimiento de los precios de los combustibles, por un lado, podría intensificar las presiones inflacionarias y, por otro, las presupuestarias (debido a los grandes subsidios presupuestados en algunos casos).
En Bolivia, el Gobierno asignó alrededor de 800 millones de dólares para subvencionar los carburantes, aunque prevé que ese monto se reducirá gradualmente con una mayor producción de gasolina.
 Avances sociales en riesgo
El FMI pide  reformas estructurales orientadas a un crecimiento más  vigoroso e inclusivo, que  deberían crear las condiciones propicias en la región para aumentar la productividad y el gasto de capital. 
Para alcanzar este objetivo se deben subsanar las deficiencias en los resultados educativos, de infraestructura y el clima de negocios. 
El FMI afirma que sin estas reformas  el crecimiento puede ser decepcionante y poner en peligro los avances sociales logrados en América Latina.

El informe del FMI
 Inflación El organismo internacional proyecta una inflación de 6% en Bolivia para la presente gestión y que tendería a la baja, hasta llegar a un  5,3% en 2015.
Superávit El saldo o superávit en cuenta corriente será de 2,6% este año y de 2,8% en 2015, según las previsiones del organismo mundial. 
 Desempleo La tasa de desempleo, según las perspectivas hasta octubre de este año, llegará a 6,8% en esta gestión y se situaría en 6,2% en 2015. 
Brasil Con respecto a las mayores economías de Sudamérica, el FMI pronostica para Brasil un crecimiento de 0,3% este año.
Inversión   La baja competitividad, la poca confianza de las empresas y las condiciones menos favorables , con altas tasas de interés hasta abril, restringieron las inversiones.
Argentina   El FMI proyecta que Argentina seguirá en recesión este año y el próximo, en un contexto de crecientes desequilibrios macroeconómicos e incertidumbre relacionada con el prolongado enfrentamiento con los acreedores disidentes, que reclaman el pago de sus deudas.
   Crecimiento En  Argentia, la tasa de crecimiento del  PIB será negativa, de -1,7%, este año y también será negativa de -1,5% en 2015.
Recuperación El restablecimiento mundial desigual continúa, pero a un ritmo ligeramente más débil que el previsto en abril de 2014, según la última edición de Perspectivas de la Economía Mundial del FMI.
Expansión    El FMI pronostica que el crecimiento mundial medio será de 3,3% en 2014 -es decir, sin variación con respecto a 2013- y que se elevará a 3,8% en 2015.
Reveses El deterioro de las perspectivas de crecimiento para 2014 es el resultado de reveses en la actividad económica en las economías avanzadas, durante el primer semestre de 2014, y de perspectivas menos optimistas en varios países emergentes.
Freno   Dos fuerzas fundamentales frenan la recuperación mundial. En las economías avanzadas, las secuelas del auge previo a la crisis y la posterior recesión, en particular las fuertes cargas de la deuda y el elevado desempleo, siguen ensombreciendo la recuperación, que por estas causas es más lenta.

Fuente : Pagina Siete

Compartir

Ningun Comentario : "Bolivia crecerá 5,2% en 2014, la tasa más alta de la región"

Imprimir Imprimir la Noticia