viernes, 10 de octubre de 2014

Red de trata china Dragón Rojo opera en Bolivia, según experto

En La Paz se realizan diferentes campañas en contra de la trata.

Migrantes ilegales chinos llegan a Perú y Ecuador, son explotados allí o en otros países de América. En 2006 se detuvo a dos integrantes de la red en La Paz.


El presidente del Observatorio Latinoamericano de Trata y Tráfico de Personas (ObservaLAtrata), José Manuel Grima, sostiene que Bolivia es un país de tránsito  y probable destino para las actividades delictivas de una mafia china: Dragón Rojo.
"Bolivia es un país de tránsito porque hubo un caso el año pasado en el que se descubrió a la red que ingresaba a chinos por Villazón (Potosí) hacia Argentina. Es muy posible que sea de destino también, pero certeza absoluta no hay”, dijo Grima.
El experto  explicó que esta agrupación nació en China en el siglo XIX y se dedica, entre otras cosas, al tráfico y trata de ciudadanos de aquel país que provienen  principalmente de dos provincias: Fujian y Cantón.
Desde allí, con violencia o engaños, les trasladan por el océano Pacífico hasta el puerto del Callao, Perú, aunque últimamente se registraron ingresos por Ecuador. "Se quedan en Perú, en Ecuador, otros van a Brasil, Colombia,  Estados Unidos, Argentina, ahí se vio este caso que pasaron por Bolivia”, contó.
   En 2012 un medio peruano reportó que por las dificultades económicas del país asiático se identificó a Bolivia como  destino para los  migrantes chinos.
El investigador estadounidense Evan Ellis indicó que Bolivia es un país de tránsito del tráfico de chinos con destino a Argentina.  Mencionó el caso de 2006 en el que exdiputados y autoridades de Migración y de la Cancillería boliviana estuvieron implicados en esta actividad ilícita junto a dos integrantes del Dragón Rojo capturados en La Paz: Bin Xing Zhang y Yi Yin Chen Wang.
Los jefes de la División  de Trata y Tráfico de la FELCC de El Alto y La Paz, se negaron a brindar información de posibles casos reportados en estas ciudades que involucren a la red asiática. El director general de Lucha Contra la Trata y Tráfico del Viceministerio de Seguridad Ciudadana, Freddy Cayo, dijo que en los últimos años no se tuvo reportes sobre el Dragón Rojo.
La estrategia del silencio
La mafia del Dragón Rojo, debido a las características de la cultura china, se caracteriza por un bajo perfil en sus actividades ilícitas. Además, según Grima, el idioma es la principal barrera que impide a las víctimas de esta red denunciar su situación. 
  Los chinos que de forma voluntaria viajan ilegalmente por mejores condiciones de vida, dejan "como depósito” a su familia, venden sus bienes o se comprometen a trabajar por años para reembolsar al Dragón Rojo los gastos de su  traslado.
Incluso "piden prestado a bancos especializados en tráfico que actúan en contubernio con mafias que se encargan de castigar a aquellos que no pagan a tiempo”, explicó la investigadora  Isabelle Lausent Herrera, quien estudió los métodos de la red.
Grima añadió que las víctimas de la red son explotadas laboralmente en supermercados o chifas hasta cumplir con la deuda. "Si no, saben que pueden perder a su familia, que quedó en su país”.
Víctimas de trata prefieren la explotación a su situación de origen
Algunas víctimas de trata y tráfico prefieren la explotación que se les inflige a la situación en la que se encontraban en sus países de origen, indicó el presidente del ObservaLAtrata, José Manuel Grima.
 "Saben que estarán en situación de explotación, pero deciden viajar porque la condición en la que vivían era tan precaria y estaba tan mal que aún vivir en explotación es mejor que la vida que tenían en su lugar de origen”, explicó Grima.
Relató una anécdota en la que junto a la Policía allanó un taller textil en Argentina, donde bolivianos eran explotados laboralmente. "Ellos se opusieron a que se cierre la fábrica. El policía les preguntó si sabían que eran explotados y uno le respondió ‘¿sabe usted cómo vivía en Bolivia?’”.
Similar fenómeno ocurre con los migrantes chinos que llegan a América. Dejan de prenda a su familia, consiguen préstamos bancarios y trabajan por años para pagar a la mafia del Dragón Rojo.
 La solución, opinó Grima, es que los Estados garanticen los derechos de las personas en sus países de origen.
Fuente : Pagina Siete

Compartir

Ningun Comentario : "Red de trata china Dragón Rojo opera en Bolivia, según experto"

Imprimir Imprimir la Noticia