jueves, 5 de enero de 2012

Científicos consiguen la invisibilidad de una escena durante 40 picosegundos



  40 picosegundos. Ese es el tiempo de invisibilidad logrado por un grupo de científicos en Estados Unidos. Un agujero en el espacio y en el tiempo donde no sólo fueron capaces “volver invisible” un objeto, sino de “esconder” toda una escena completa que estaba ocurriendo. Los científicos habían conseguido que un acontecimiento fuera imposible de ver, o como ellos mismo lo han tildado, han inventado un “enmascarador del tiempo”.
Para entender lo conseguido por varios investigadores de la Universidad de Cornell y Rochester en Nueva York, un ejemplo. Si un ladrón de arte entra en un museo y roba un cuadro, las cámaras de vigilancia no habrían visto el momento, la escena en la que se sustrae el lienzo de la pared. Como la capa de Harry Potter pero incluyendo la escena entera en vez de un solo cuerpo.
Claro que para eso habrá que desarrollar lo conseguido, ya que 40 picosegundos equivale a menos de un pestañeo. Lo conseguido es por lo tanto una escala mucho menor tanto en términos de evento como en el tiempo. De hecho, sucedió tan rápido que ni siquiera fue posible percibirlo al ojo humano. El “manto” en el tiempo duró una fracción muy pequeña de segundo.
Estas capas de invisibilidad creadas no son nuevas. En el pasado han existido otro tipo de investigaciones donde se habían utilizado ópticas de transformación que modificaban las ondas electromagnéticas desviando la luz y metamateriales que provenían del desarrollo de la nanotecnología. Casos donde la capa que rodeaba al objeto se volatilizaba como si nunca se hubiera encontrado en ese punto.
El ser humano ve los acontecimientos que suceden entendida como la luz que llega a los ojos. Se trata de un flujo continuo de luz. Y aquí es donde aparece la nueva investigación, interrumpiendo ese flujo por un instante. Un instante donde lograron un agujero en el que objeto y escena desaparecen.
¿Cómo? A través del sistema a base de fibra que dirige la luz. De esta forma aceleraron y frenaron todas sus diferentes partes alrededor de un suceso de manera que no existieran evidencias del mismo. El efecto es posible gracias a una lente capaz de descomponer la luz en sus componentes más rápidos, el azul, y lentos, el rojo, formando una brecha temporal. Según cuentan los investigadores:
Creamos un agujero en el tiempo de un evento que se lleva a cabo. Podría haber ocurrido cualquier cosa. El hallazgo es importantísimo porque abre un nuevo mundo de ideas donde se involucra la invisibilidad… Desde luego, no será suficiente tiempo como para pasear por Howarts y es por esta razón el próximo paso será aumentar el intervalo de tiempo, tal vez una millonésima de segundo.
Todavía queda un largo camino por recorrer antes de que tengamos la invisibilidad como se ve en la ciencia ficción.
Como ellos mismo indican, el próximo paso será aumentar ese intervalo de tiempo a microsegundos o milisegundos. Mientras, el avance en las capas de invisibilidad podrá ayudar en la mejora de de aplicaciones como la propia seguridad de las comunicaciones en sistemas de fibra óptica.


Compartir

Ningun Comentario : "Científicos consiguen la invisibilidad de una escena durante 40 picosegundos"

Imprimir Imprimir la Noticia