martes, 10 de enero de 2012

Según la BBC, Google se beneficia económicamente de la venta ilegal en su búsqueda automatizada



  Una investigación llevada a cabo por un equipo de la BBC afirma que el gigante se beneficia económicamente de los anuncios ilegales generos por el sistema de publicidad automatizada. Este tipo de anuncios incluirían la venta no oficial de entradas para los próximos Juegos Olímpicos de Londres en 2012 y su reventa así como anuncios sobre cannabis o la venta de tarjetas de identificación falsas.
Cuenta la BBC que estos anuncios fueron retirados de inmediato por Google después de que la cadena les hiciera llegar la atención sobre ello. En otros casos los enlaces sobre la reventa de entradas fueron retirados a petición de la policía.
Lo que ocurre según la investigación es que el gigante de las búsquedas mantiene todo el dinero generado por estas empresas de publicidad de servicios ilegales antes de que dichos avisos acaben en la eliminación o el bloqueo.
La venta o reventa de entradas en el mercado sin la autorización de las autoridades olímpicas es un delito en el Reino unido desde el año 2006. Una acción con la que se trataba de cortar el mercado emergente que florecería tras la elección del país para la celebración de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos en Londres.
La BBC cuenta uno de los casos bajo el seudónimo de una usuaria con el nombre de “Liz”. La chica y sus hermanas buscaron a través de GoogleOlympic tickets” con el fin de encontrar entradas para sus padres. De las primeras relaciones de búsqueda les salió LiveOlympicTickets, un anuncio que además estaba patrocinado por Google y pertenecía a la publicidad de la compañía Google AdWords, por lo que presumieron que se trataba de un sitio de confianza.
Compraron dos entradas por 750 libras para ver los 1.500 libres. Sin embargo, después de completar la orden, Liz recibió un correo electrónico de la empresa donde le informaba que no se podía completar la venta hasta que no enviara un fax con un ejemplar de su firma. La joven entonces comenzó a dudar de la legalidad de la página, así que comenzó a investigar y se encontró con que LiveOlympicTickets no representaba oficialmente a los distribuidores de entradas para las Olimpiadas.
Su siguiente paso fue escribir a Google. La compañía le respondió lo siguiente:
Si bien Google AdWords ofrece una plataforma para que las empresas anuncien sus servicios, no somos responsables ni estamos en condiciones de controlar las acciones de cada empresa.
La BBC se puso en contacto con la policía Metropolitana y estos le comunicaron que eran conscientes de que la página y la empresa estaban infringiendo la ley. El problema es que la empresa está registrada en el extranjero, por lo que resulta más complicado de procesar ya que se encuentra fuera de la jurisdicción del Reino Unido.
La cadena asegura que no es el único caso y que Google ha puesto anuncios de los reventas de entradas no oficiales, todos infringiendo la ley. En el caso de Liz, cuentan que Google mantuvo el enlace del “patrocinio” a LiveOlympicTickets durante más de una semana, incluso después de que la Policía le pidiera al motor de búsquedas eliminar la publicidad. Finalmente sería eliminado tras la investigación y llamada a la compañía de la cadena.
Junto a estos casos de reventa, la BBC encontró otro tipo de anuncios patrocinados ilegales como vendedores de cannabis online, tarjetas de identidad falsas o pasaportes falsos del Reino unido.
¿Por qué salen estos anuncios en primer lugar? El sistema de publicidad de Google es en parte automatizado y esto ayuda a hacer una selección inicial de los anuncios que aparecen en la parte superior de los resultados de búsquedas. AdWords no filtra las palabras claves que puedan ayudar a facilitar el aviso sobre los anuncios que ofrecen servicios ilegales. Según Google:
Tenemos un conjunto de políticas que abarquen los anuncios que pueden y no pueden mostrarse en Google. Estas políticas y directrices se aplican tanto por sistemas automatizados como por seres humanos. Cuando se nos informa de los anuncios que rompen nuestras políticas, investigamos y los sacamos. Nuestro objetivo es crear una manera sencilla y eficaz para los negocios legítimos, para promover y vender sus productos y servicios, mientras que protegemos a los consumidores de la actividad ilícita.
Lo que ocurre según la investigación es que muchos minoristas de dudosa legalidad online encuentran la cima de los resultados de búsqueda pagando una tarifa mayor a AdWords por clic a través de la página que genera enlaces patrocinados. Esto produce que al escribir palabras clave en Google se puedan mostrar sitios ilegales con bastante rapidez.
Según el asesor en seguridad online Reg Walker:
Todo depende de un proceso automatizado que es muy laxo y que puede dar con resultados de servicios ilegales. Hay formularios de quejas automatizados, los cuales reciben una respuesta automática que les permite luego a los trabajadores de Google examinar el caso y hacer algo al respecto. Durante este proceso el sitio ilegal se podría mantener online durante días, semanas o meses.
La BBC concluye con el caso de Liz. La joven se puso en contacto con LiveOlympicTickets para un reembolso de los boletos que compró y estos le dijeron que sería imposible. Contactó entonces con su banco esperando que pudieran detener la compra y por el momento se encuentra en proceso, por lo que podría acabar perdiendo las 750 libras.
Mientras, Google ha prometido continuar su propia investigación sobre el caso. Un caso que se une a otros en el tiempo como el que tuvo lugar en agosto cuando Google y sus enlaces patrocinados acordaron la entrega (tras una sentencia) de 500 millones de dólares por admitir la publicación de anuncios ilegales en relación a una farmacéutica canadiense que operaba ilegalmente en Estados Unidos.
¿Qué pueden hacer ante este tipo de delitos los usuarios? La respuesta la da el propio Walker. Aplicar el sentido común:
Los usuarios deben echar un vistazo a la página por completo. Observar si existe historial de operaciones, la dirección de la empresa, si no hay nada, no se acerquen a ella. Siempre será mejor obtener una dirección que encontrarla desde Google. El hecho de que Google aparezca tras el anuncio no significa que sea legítima, sino todo lo contrario.

Compartir

Ningun Comentario : "Según la BBC, Google se beneficia económicamente de la venta ilegal en su búsqueda automatizada"

Imprimir Imprimir la Noticia