martes, 4 de noviembre de 2014

Los desafíos del turismo en Bolivia

Según un reciente reporte del Instituto Nacional de Estadística, el gasto turístico extranjero en Bolivia alcanzó a 557 millones de dólares en 2013, un aumento del 5,7% respecto a 2012, cuando registró un monto de 527 millones.
Aunque las cifras están aumentando, los recursos que genera el turismo extranjero representan solamente el 2% del PIB nacional. En Perú esa cifra es del 4,5% y en Chile, del 3,5%, por poner los ejemplos más cercanos. Los porcentajes son mayores en Argentina o México. Es decir que a pesar del incremento, Bolivia está en la parte baja de la tabla en cuanto a generación de ingresos por este rubro.
El turismo es una extraordinaria actividad. Genera riqueza, crea empleo y ayuda a que mejore la infraestructura nacional. Pero las empresas del rubro enfrentan dificultades muy grandes, la última de ellas la creación de una agencia de turismo por parte del Gobierno, sin objetivos claros. Los operadores turísticos privados, que son los que han puesto el hombro a esta actividad durante años y vencido graves obstáculos, creen que la recientemente creada Empresa Boliviana de Turismo implicará una competencia desleal desde el Estado y será también foco de posibles actos de corrupción.
Al país llegan cada año aproximadamente 500 mil turistas extranjeros, muy por debajo de la cifra que presentan las autoridades, de 1,2 millones. El Gobierno muestra todo el flujo migratorio externo como si fueran turistas, cuando más de la mitad de quienes ingresan son comerciantes que pasan la frontera varias veces al año, denunció la Cámara Nacional de Operadores de Turismo (Canotur).
Un país que afronta anualmente decenas o centenares de bloqueos carreteros y de calles, que todavía no tiene buenos caminos, que no tiene casi infraestructura de carreteras adecuadas (trate de encontrar el lector un baño público decente en nuestros caminos o, peor, atención de primeros auxilios, y no lo logrará) y que no ha logrado capacitar al personal de atención en hoteles y restaurantes, obviamente no podrá desarrollar esta industria.
A ello añádase la corrupción de la Policía y Migración, que exaccionan a los extranjeros, y la última decisión gubernamental de exigir a los turistas israelíes que ingresen a Bolivia con una visa,   la situación no es nada positiva.
Las verdaderas políticas de promoción turística desde un punto de vista de desarrollo económico siguen ausentes. El sector debería volver a estar bajo la supervisión del Ministerio de Desarrollo Productivo y no de Culturas. Bolivia es un país atractivo para el turista, pero debe aprender seriamente a brindar mejores servicios y desarrollar esta industria
Los recursos que genera el turismo extranjero representan solamente el 2% del PIB nacional. En Perú esa cifra es del 4,5% y en Chile, del 3,5%

Fuente : Pagina Siete


Compartir

Ningun Comentario : "Los desafíos del turismo en Bolivia"

Imprimir Imprimir la Noticia